miércoles, 5 de febrero de 2014

El miedo al qué dirán.

<<El aleteo de una mariposa se puede sentir en el otro lado del mundo>>

Me encuentro sola, aunque la soledad me acompaña.
Me encuentro mal, aunque el dolor es inevitable. 
Estoy negativa, aunque la doble negación convierte algo en positivo.
Estoy bien, aunque mi sonrisa realmente no refleja el fondo de mi alma.
Río, aunque nadie me ve llorar por dentro.
Lloro, aunque a nadie le importa.
¿Vives? Felicidades, todos se olvidarán de ti.
¿Mueres? Logro conseguido, ahora todo el mundo te recuerda, y además, te tienen por lo mejor.
¿Ayudas a alguien? Es que te metes en todo.
¿No te metes? Eres egoísta y egocéntrica.
¿Tienes complejos? Tienes que tenerlo porque nunca serás suficiente para nadie.
¿Te sientes orgullosa de algo? Eres una egoísta y no tienes nada de lo que enorgullecerte.
Hagas lo que hagas te vas a equivocar y se reirán de ti. Hagas lo que hagas siempre habrá alguien que lo hará mejor que tú. Hagas lo que hagas tienes que callarte la boca porque no puedes decir lo que opinas. Hagas lo que hagas te darás cuenta de la hipocresía de este mundo, que primero te mete unos complejos, luego te dicen que la gente no se fija en eso y luego por detrás descubres todo lo contrario.
Tantas veces y cosas había callado ella, tantas risas, tantas lágrimas, tantas opiniones y todo por miedo. El miedo al qué dirán.
                 


  


No hay comentarios:

Publicar un comentario