miércoles, 23 de julio de 2014

Perdón pero...

<<Las personas dañadas son peligrosas porque saben que pueden sobrevivir>>

A pesar de que las cosas duelan y lo creamos o no, todo acaba. Incluso la vida misma tiene un principio y un final. A veces las cosas no suelen salir como nosotros esperamos, acumulamos recuerdos, experiencias y demás historias a lo largo de toda ella. Hemos visto a gente entrar y salir de nuestra vida como si esta se tratase de una estación de tren.
Otras tantas veces, las cosas no acaban. Siempre suele quedar alguien en la sombra que te ayudará cuando caigas y cuando no veas la salida, no significa que esta no exista. Cuando tu vida se convierta en un sin fin de acontecimientos no muy agradables, te verás deprimido, hundido, con la necesidad de estar solo pero no sirve de nada llorar. No os negaré que no sirva para desahogarse pero no soluciona nada. Las cosas claras y el chocolate espeso.
Y la inspiración llega ahora y sigo escribiendo. El dolor aumente las ganas de escribir, de expresar como me siento, esperando que alguien alguna vez pueda llegar a entenderme. Perdón pero todos cambiamos y yo ya lo he hecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario