miércoles, 30 de julio de 2014

Rubén Ángel

<<Si escribo tu nombre en un árbol es porque algún día serás un libro>>


Hace tiempo atrás errores cometí. Errores como no haber salido antes con la persona que conocí un verano del cual hace poco más de cuatro años. Lo conocí de la manera más absurda que os podáis imaginar.
Atravesaba yo una pista por detrás de la portería (lista de mi) cuando él, con su tan buena puntería, me dio un balonazo en la cara que precisamente no fue suave. Debí odiarlo pero no lo hice. Lo que sucedió fue que me pasé todo lo que quedaba de verano a su lado, sentados todo el día en unos viejos columpios oxidados que estaban en un parque muy cercano a nuestras casas.
Su nombre era Rubén y era dos años mayor que yo. Todo el mundo me decía "le gustas, le gustas" pero yo no le daba tanta importancia. Yo tan solo era una cría más literalmente.
Por una serie de circustancias en los dos veranos siguientes no nos vimos aunque manteníamos la comunicación por las redes sociales. En ese momento me dí cuenta de que me gustaba.  Y me gustaba mucho.
La cosa siguió adelante y como ya he dicho, mis amigas lo sabían.
Él no es de Cartagena pero un día bajó con sus amigos y que casualidad que yo ese día salía con mis amigas. Me hicieron una encerrona la media hora antes de recogernos y me lo trajeron.
Corte, mucho corte.
Llevábamos como 3 años sin vernos. Esa encerrona del día 7 de febrero del 2014 dio paso a una relación que comenzó el día 9 de febrero del 2014 y a pesar de los cabreos, celos, complicaciones y demás, los buenos momentos siempre destacan entre todo. La gente ha intentado separarnos pero no lo han conseguido.
En una semana y poco haré medio año junto a una de las personas que aunque nos cabreemos siempre está ahí para lo que necesito. Y si estoy enamorada de Rubén se dice y si es la persona más maravillosa que existe también.
Te quiero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario