miércoles, 13 de agosto de 2014

Casa de campo

<<Una sonrisa por cada recuerdo>>


Recordaba las cabañas que hacía con sus primos, a su perra Blanquita y al hijo de color marrón que tuvo esta. Recordaba como al subir la cuesta con el coche la sonrisa aparecía de oreja a oreja al ver los coches de su familia, recordaba lo feliz que era en la casa de campo de cuando era pequeña.
Una mujer de 45 años había vuelto al sitio donde pasó parte de su infancia. Su casita de campo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario