miércoles, 20 de agosto de 2014

El bullyng o acoso escolar

<<Las palabras pueden doler tanto o más que los golpes. Antes de que salgan de tu boca, debes acostumbrarte a pensar. Puede que con ellas le hagas más daño a alguien de lo que te imaginas y quizá cuando te des cuenta de ello, será demasiado tarde como para solucionarlo.>>


Comencemos pues de la manera en la que me gusta empezar algún tema nuevo sobre el que escribo explicando lo que es de manera que todo el mundo sepa de lo que hablo. ¿Qué es? Bueno una breve explicación os saco por aquí y el link pinchando aquí
El acoso escolar (en inglés bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre "escolares" (digo esto porque da igual la edad que tengan) de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, con el nombre específico de ciberacoso. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia, siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.
El acoso escolar es una forma característica y extrema de violencia escolar.
Bueno, centrémonos en la última frase, "es una forma característica y extrema de violencia escolar". ¿Sabéis la mayoría de la gente reconoce haber acosado a algún compañero de clase en algún momento determinado, sean adolescentes o simples niños (no tan inocentes como aparentan) y puede durar hasta años.
Esto se vuelve tan extremo que ha habido historias reales como la de un niño de tercero de primaria el cual llevaba dos años siendo acosado, hasta que un día llega el niño a casa y le dice a sus padres.
- Papá, mamá, hoy me han vuelto a pegar y me han grabado.
Cuando el padre dice, -¿quién?-.
Y la casualidad de: -Ese niño de ahí, papá.
Cogió el padre al niño del codo con dos dedos y le dijo dame la cinta. El niño sin replicar ni nada se la da y para su sorpresa no es que la halla grabado con un móvil, no, es que lo hizo con una cámara de vídeo, ¿qué planes tan poco de su edad no? El padre sabe que si no llega a pasar eso, el vídeo circularía hoy por las redes sociales sin poder ser eliminado, y la justicia lo inderniza con 30 mi euros. Palabras del padre, "Esto no sirve de nada, y es más, no tendrían suficiente dinero para pagar ni un solo golpe de mi hijo". 
Y claro desde fuera todo se ve tan "oh que penita" pero nadie se molesta en hacer nada.



4 comentarios:

  1. Lo mejor es decirlo cuanto antes... no es bueno callarse.
    Por experiencia propia, nunca hay que pasar y decir no es nada, porque eso que te dicen, hiere, y eso es algo...

    ResponderEliminar
  2. Hola, cielo.
    Es verdad eso de que las palabras pueden causar el mismo dolor que golpes fisicos o mas. Yo mas bien creo que mas. Cierto que dependiendo de la herida que te provoquen fisicamente puede doler mucho o poco, pero eso se te pasa con el tiempo. Pero las palabras, esos insultos, maltratos, no se van tan facilmente. Vale, hay discapacitados muy depresivos. Pero eso es por la herida que tienen en la cabeza, no fisicamente.
    Y tambien quiero decir que la gente que sufre de maltrato escolar no es que sean tontos y se callen los insultos, no. Hay que ponerse en el lugar de esos chicos. Ellos tienen miedo y no saben que si hablan pueden solucionar todo, pero bueno.
    Lo que tenemos que hacer nosotros es aportar nuestro granito de arena y no lesionar a los demas.
    Un beso. :)

    ResponderEliminar
  3. Si es cierto, osea, los golpes se acaban curando pero el dolor psicológico permanecerá ahí el resto de tu vida y esas personas viven con miedo, cosa que es entendible. Un saludo y un besito :)

    ResponderEliminar