miércoles, 22 de octubre de 2014

Esa rara chica

<<No juzgues un libro por su portada>>


Estaba Annie por la senda, la cual llamaban la de las palmeras. A pesar de sus 17 años de edad, era una chica un tanto especial,  algunos la tachaban de inmadura, otros simplemente ni la miraban aunque era extraño no percatarse de su presencia.

Era una chica alta, pelirroja y muy blanca aunque a veces su piel llegaba a ponerse de un color amarillento por lo tan sumamente delgada que se encontraba.

Esta chica, aunque viva en India, no es de allí, se mudó y no por apetencia.

Cuando tan solo tenía cuatro años sus padres se separaron, la madre intentaba hacer que mantuviera el contacto con su padre pero poco a poco este se fue cortando.

Su madre, al cabo de un par de años conoció a otro hombre con lo que Annie pasó a tener una hermana pequeña. No llegó a casarse con este hombre pero dejaron su relación cuando a Annie le faltaba un mes escaso para cumplir los trece años.

A los cinco meses de esto, ya no mantenía contacto con aquel hombre y mucho menos, con su hermana. Cuando Annie cumplió los catorce años, a los tres meses, le detectaron un tumor en el hígado a su madre, falleciendo al año y medio.

Sin nadie que se hiciera cargo de ella legalmente, estuvo tres meses en un orfanato donde la adoptaron una joven pareja india.

La gente solo ve una chica paseando sola por la Senda de las Palmeras pero no saben todo lo que calla, lo que ha llorado y lo que ha tenido que ver y vivir, solo se limitan a tacharla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario