jueves, 6 de noviembre de 2014

Los que entran por los que salen.

¿Nunca os ha pasado qué una persona en dos meses os ha demostrado más que otra en dos años? Que vamos creciendo, y nos damos cuenta de que al fin y al cabo las personas van y vienen. Los que entran por los que salen. Que no guardamos rencor a esas personas. Que en su momento nos aportaron cosas geniales pero ahora, hay otras tantas, que nos aportan otras nuevas.


A veces, puede parecer raro pero es genial. Solo dejar que la vida fluya, disfrutar de cada persona y sonreir por todo lo vivido, que no es poco y alegrarse por todo lo que vivirás, con otras personas o con las mismas. 


A veces, son buenos los cambios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario