lunes, 10 de noviembre de 2014

Lunes

Nunca entenderé ese odio que poséis hacia los lunes. Está claro que a nadie le gusta madrugar, ni ir a clase, ni a trabajar, ni volver a ver las mismas caras otra semana más pero aún así lo hacéis todos los días, no solo los lunes. ¿Y cuál es el problema? ¿Qué los lunes comienza otra semana nuevo? Pues deberíais dar gracias de poder sumar otra más en vuestra vida. ¿Os imaginéis que los ingleses odiasen los domingos por qué con ellos comienzan la semana? Pues esto es igual.

Hay muchas cosas buenas que pasan un lunes cualquiera. Por ejemplo, hay fiestas que comienzan los lunes, niños que nacen y otros que son adoptados, personas que reciben la noticia de que no hay restos del tumor o del cáncer en su cuerpo, exámenes que teníamos por suspensos y los hemos aprobado, cosas que nos dejan una sonrisa en la cara todo el día, esos pequeños detalles de los lunes como ver lo rápido que pasa la semana.

Lunes soleados, de verano, de vacaciones, de frío y mantas con personas que queremos, lunes lluviosos que se pasan con un buen libro, ... ¿Y seguís odiándolos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario