domingo, 8 de febrero de 2015

Bandera blanca

Vengo a pedirte la tregua. A pedirte que dejemos de hacernos daño. Que el máximo dolor sea de tanto apretarnos el uno con el otro. Quiero un tratado de paz. No quiero más guerras, más lágrimas, más sufrimiento. Quiero un para siempre, uno de los de verdad. Quiero que el único dolor que sienta sea de tanto querernos. Quiero que la única guerra que nos declaremos sea bajo tus sábanas. Porque en una guerra no gana nadie, porque es tontería provocarlas y dar paso a ellas.

Porque una guerra es dolor aunque pertenezcas al bando vencedor. Porque un pañuelo blanco no significa la paz. Porque la guerra se convierte en el arte de destruir hombres. Porque todo vale y no hay nada que riga una partida de un juego tan absurdo. Ver gobiernos que gastan más en armamentos que en valores. La guerra es una asesinato en masa, y el asesinato no es progreso. Perdernos como personas y perder a las que queremos. Y a eso vengo ahora, a pedirte mi tregua, a pedirte que no me abandones. Porque es eso, una muerte, uno menos, más personas infelices.



No hay comentarios:

Publicar un comentario