sábado, 11 de abril de 2015

Alma herida

El mundo se me cae a los pies. Siento rabia, dolor, ira, tristeza. Me siento mal, sin valor, sin la suficiente fuerza de seguir tirando de mi misma. ¿Soy tan mierdas? ¿Tan mala he sido y tanto mal he hecho?

Cuento las personas que pasaron por mi vida, ¿ha sido mi culpa perderlas? Cuantas vueltas da la cabeza pensando en el porqué de todo. ¿El bien? ¿El mal? ¿Todo está regulado y controlado por ese algo superior? ¿Cómo podemos ser capaces de tirar por la borda todo lo que somos y lo que hemos sido?

Alejamos de nosotros a cualquier persona que muestre un poco de interés hacia nosotros. ¿Qué nos pasa? ¿Qué es esta gran mierda de no poder ser uno mismo sin que a la gente le moleste?

Siento que todo se desploma, que nada tiene sentido, que no merece la pena seguir luchando por aquello que creemos merecer.


1 comentario:

  1. Igual que los corazones rotos de pueden recomponer, las almas heridas se pueden curar.
    Yo también pienso que a veces en abandonarlo todo. Eso suele ser por los muchos Rompesueños que he conocido durante mi corta vida o por cosas estresantes del día a día. Luego tengo un momento de lucha interior en la que me pongo a filosofar algo que solo consigo comprender en ese momento y... Bueno, aquí estoy y estaré siempre. Aunque puede que dentro de 20 minutos vuelva a cambiar de opinión.
    Nunca dejes de luchar, todo tiene su mérito al final.

    ResponderEliminar