sábado, 18 de abril de 2015

Nox

Querida noche:

Muchas veces nos sueles asustar con tu oscuridad pero sueles hacer que se nos pase el miedo cuando te compartimos con alguien. Posees la luna y las estrellas. En tus oscuridad brillan las cosas más grandes. Irónico, ¿verdad? Eres capaz de ocultar cosas pero a la vez de mostrarlas a plena luz.

Tantísimas como tú hemos pasado en vela. Cuantos recuerdos nos inundan la mente y la gran mayoría en tu periodo de tiempo. Las tuyas de verano puede que quizás con toda seguridad sean mis favoritas y las de todo el mundo. Siempre te acompaña una pequeña brisa, y, si te vivimos en playa, el mar está en armonía con tus estrellas y tu inmensa luna. Sí, ya sabes, esa luna que a veces se vuelte tímida y se esconde entre alguna fina nube que se deja ver y, otras veces, se muestra plenamente.

Sin embargo, tu invierno, es muy duro. La gran mayoría hay grandes corrientes de aire y, a veces, con suerte, alguna tormenta. A pesar de ello, querida, eres maravillosa. Siempre has dado para mucho y, aunque seas oscura, estás llena de luz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario