domingo, 9 de agosto de 2015

La muerte

¿Y cuántos no hemos deseado morirnos en algún momento pensando que esa sería la solución? Acabar con todo como solución. Creo que unos carecerían de valor para ello y otros que embargo reúnen el suficiente pero sea como sea realmente no merece la pena.

La vida no ha sido hecha para que sea fácil, para que se nos vayan a regalar las cosas, para que todo salga a nuestra imagen y semejanza. No.  La muerte puede resultar atractiva cuando quisiéramos que la Tierra nos tragase, cuando vemos que a pesar de tener gente que nos escuche lo que necesitamos es que nos solucionen los problemas porque solos no podemos, porque no encontramos salida, porque no hay manera alguna posible, porque todo se nos hace cuesta arriba.

En los días en los que vivimos la muerte parece hacerse un tema tabú. Gente que se corta, gente que se quita la vida y ya esta. Nadie dice más. Todo el mundo mira hacia otro lado como si tener esos pensamientos fuera normal. Sinceramente, no sé quién ni cuándo estará leyendo esto pero si alguna vez esa idea se te ha pasado por la cabeza o ya de por si lo has intentado, detente por favor. Detente porque no estás solo. Porque este mundo es muy grande y que no conozcas a todo el mundo no significa estar solo. Comparte tus ideas, refúgiate en alguna otra idea que represente tu zona de confort.

¿Y qué me decís de que cuando alguien fallezca pasa a ser mejor persona? Si un asesino fallece la gente entonces empieza a decir que en realidad fue un buen hombre. ¿Por qué? Nunca llegaré a comprenderlo. El día que yo faltase me gustaría que todo el mundo siguiera pensando lo mismo de mi que en vida, que mis amigos me quisieran y mis enemigos siguieran odiándome, que nunca dijera que en realidad fui una buena mujer porque de ser así, entonces, ¿por qué haberme odiado antes?


No hay comentarios:

Publicar un comentario