domingo, 25 de octubre de 2015

¿Real o no?

La realidad. La falsa realidad. La verdadera realidad. La realidad que nuestros ojos quieren ver, que nuestros sentidos quieren percibir. La realidad que vivimos. La realidad que nos gustaría. Tantos conceptos distintos para definir una simple palabra y tantos tipos de esta.

Vivimos durante mucho tiempo en mundos de fantasía y de color, donde confiamos en todos y en todo, donde la felicidad parece estar al alcance de todos, donde no se escucha la palabra injusticia y por esperar que todo lo bueno nos pasase, por hacer planes, por pensar que nuestro futuro ideal podría cumplirse solo acabamos llamando más a la mala suerte.

¡Qué ironía de la vida! Pensar en positivo y que pasen las peores cosas, pensar en negativo y que lleguen rodando por si solas las buenas noticias, los buenos momentos, las mejores cosas sin planear.

Quizás solo sea pura lógica, desear lo contrario y que ocurra lo que en realidad queríamos, o quizás el destino es más sabio, y ocurrirá lo que tenga que ser y nunca podremos evitarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario