martes, 6 de diciembre de 2016

Bruma de pensamientos encontrados

Las cosas no son siempre como queremos.

No todo es de un tono claro.

No todo es conciso.

Todo es relativo.

Los colores tienen muchas denominaciones.

La perspectiva también es relativa.

Cada milésima la hace distinta.

Que algo sea bueno o malo depende de ti.

El fin no siempre justifica los medios.

No querer ver la realidad, no la convierte en algo distinto.

Todo cambia, tarde o temprano.

Lo único seguro es la muerte.

El momento siempre es ahora.

Desconocer algo no lo hace inexistente.

Que no te quieran como esperas no significa que no lo hagan.

Que no todo salga como deseas, no significa que esté mal.

¿Bueno y breve, doblemente bueno?

Bueno y breve, malo también.

Lo bueno debería ser eterno.

Los finales nunca son felices, y si lo son, no son finales.

No soy como crees, no soy quien esperas.

No voy a conformar a nadie que no sea yo, aunque luego eso sólo sean promesas.

Hay que distinguir entre poner una coma o un punto.

O un punto y aparte.

O un punto y final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario