miércoles, 15 de febrero de 2017

Oda al estrés

Oh, estrés.
Adiós al tiempo para mi,
para mis hobbies,
mis amigos,
mis romances.

Oh, estrés.
Haces que supliquemos a Cronos
para tener días de 30 horas.
¡Querido Cronos, escúchanos!

Oh, estrés.
Hasta las odas todas te las llevas,
como nuestro tiempo,
y lágrimas.

Oh, estrés.
Ni un segundo puedo perderte de vista,
ni un solo instante puedo respirar en calma,
ni un solo día puedo olvidarme de ti.

Oh, estrés.
Harte me tienes,
mi estrés tiene estrés,
me entras cuando pienso en cuándo volverás.

Oh, estrés.
Que me haces estar activa,
que eso es bueno,
y lo único decente que aportas.

Oh, estrés.
Que te alías con otros devenires de la vida,
que nos haces el lío,
que nos agitas y aturdes,
que nos golpeas y nos hundes.

Oh, estrés.
Oh, jodido estrés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario