jueves, 9 de febrero de 2017

¿Qué estás haciendo?

¿Qué estás haciendo? ¿No lo sabes? Pues es hora de ponerte a buscar una respuesta cuanto antes, no esperes a nada en concreto, lo primero es lo primero.

¿Qué estás haciendo? ¿No eres feliz en el lugar en el que te encuentras? Cambia. Cambia radicalmente. No te lamentes. El cambio duele al principio, pero quema menos que seguir donde uno realmente no quiere.

¿Qué estás haciendo? ¿Te has equivocado? Corrige el error. Pide disculpas a quien lo merezca. No te lamentes por si no te las aceptan, perdónate y no sigas dándole vueltas al mismo tema. Las cosas cansan.

¿Qué estás haciendo? ¿Te aburres de diario? Busca un hobbie, una pasión, encuéntrate. Sal y diviértete, todo lo demás da igual.

¿Qué estás haciendo? ¿Te da miedo fallar? Pues no temas. La vida es eso. Intentar, fallar y seguir intentándolo, luchar hasta conseguir nuestros objetivos. Que nadie nos regala nada es una realidad tan dura como el suelo, o como la cara de algunos.

¿Qué estás haciendo? ¿Te sientes deprimido? No tienes motivos. Nadie los tiene. Todos los males acaban pasando y siempre hay que seguir en el camino sin detenerse ni siquiera para coger impulso, nunca hay que volver atrás. Baila bajo la tormenta y déjate llevar.

¿Qué estás haciendo? ¿Estás enfermo y sin ganas? Guárdate los días que necesites y vuelve con más fuerza que nunca; mímate; quiérete; ámate. Disfrútate.

¿Qué estás haciendo? ¿Volviendo al pasado y machacándote con él? Jamás. Cuando este llame a tu puerta recuerda que nunca te va a contar nada nuevo y no, no merece la pena responder las preguntas que quedan sin respuesta. Muchas veces es mejor pasar de largo.

¿Qué estás haciendo? ¿Huyendo de los problemas? Párate. Afróntalos. Asúmelos. Supéralos. Si no lo haces te atormentarán toda la vida, las cosas no se van por si solas, al menos no las malas.

¿Qué estás haciendo? ¿Esperando a ver si San Valentín te da las fuerzas necesarias para decirle un "te quiero" a alguien? Ni se te ocurra, es muy triste. Cuando quieres a alguien realmente, no necesitas de ningún día especial y menos de un producto comercial.

¿Qué estás haciendo? ¿A qué esperas? La vida está para arriesgarse, perder, intentarlo de nuevo; y otras muchas veces solo para ganar. El momento es ahora.

4 comentarios:

  1. Impecable decálogo. Tan sencillo y obvio como las ideas y consejos más sabios; pero sin embargo tan difícil de ejecutar en el día a día. Y lo peor es no saber por qué. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Que frases tan positivas. Me ha encantado.

    ResponderEliminar