domingo, 26 de marzo de 2017

Arte

Arte.
Me causaba miles de impresiones.
Me provocaba miles de sensaciones.
Era frío y calor a la vez.
Era soledad y muchedumbre.
Era alegría de mis penas, tristeza de mis alegres días.

Arte.
Su voz era arte.
Una melodía armoniosa, con altibajos discontinuos.

Arte.
Sus manos eran arte.
Sus abrazos podían reconstruir una ciudad,
derribar todos los muros que quisiera.
Sus caricias provocaban los mayores escalofríos,
la muerte si así se lo hubiera propuesto.

Arte.
Su sonrisa.
Su piel.
Su color.
Su caminar sin rumbo.
Sus sueños sin sentido.
Sus aspiraciones más recónditas.

Arte.
Era arte en su totalidad.
Y el arte no es belleza.
El arte está hecho para hacernos sentir cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario