martes, 6 de junio de 2017

El miedo a romperme

Hay un miedo que vive en mi,
uno que perdura,
y durará,
y que nunca se va a solucionar.

Hay un miedo que es una cicatriz,
un miedo que es herida de guerra,
que es la llaga creada por un hombre,
la sangre que brota del alma.

Puedo llamarla de muchas maneras,
aunque miedo es el mejor significante,
y lucho constantemente,
pero nada lo consigue frenar.

Late en lo más profundo,
temo a dejarme colgar porque
me hace recordar que me van
a volver a soltar.

Quizás no sea así,
no lo sé,
no lo sabré,
hasta que en el último momento lo descubra.

Ante de morir, lo recordaré,
reflexionaré sobre si así fue,
y veré quién venció,
si el miedo o el luchador.

Y vencerá el luchador
si así lo quiere el fiel guerrero
que ese miedo intenta espantar
intentando hacerme creer.

Y al final, en este triángulo,
miedo, luchador y guerrero,
solo dos van a quedar:
o yo con el miedo, o tú y yo hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario